Tres poemas

La parejita blanca maquiavélica 

Infectemos a las computadoras 

para luego venderle el antivirus.

Infectemos a la población 

para luego venderle la vacuna.

Tuvieron la gran idea el Ken y su Barbie. 

De salvadores y farsantes

Andará sobre los mares el Mesías

contando los verdes

cruzando el puente de Brooklyn. 

En los 80’s la hizo grande con el SIDA

embobeciendo hasta Larry Kramer.

El simpático negro-blanco Hussein 

le otorgó millones para Wuhan en el 2015.

El mismo Wuhan del supuesto murciélago. 

El 10 de enero del 2017 en Georgetown University

dio conferencia (pagada por supuesto)

sobre la próxima pandemia.

Meryl le susurró al oído una canción de CATS.

El ex jefe de la CIA le otorgó una mención.

Dios Fauci que estás en la ciénega

conspirando contra la humanidad

con mirada de asesino heredada del Führer

no tenemos deudas contigo.

Querer extinguirnos es tú mayor contribución.

Resignarme

¿Cuántas veces debo resignarme?

O acaso esto es un perenne estado

una vida entera de rodillas,

un síndrome incurable.

No creo haberme recuperado 

del salto en el estómago.

Mariposas acuchilladas sucumbiendo

en mi interior.

Nunca superé la ansiedad

de sentir un informante

a mis espaldas.

No he logrado olvidar 

a la anciana sin nombre

suspendida por extraños 

sobre las olas furiosas.

La ubico repetidamente

en todo lo que escribo.

Me resigno a no pertenecer.

Nadie nos salvó 

de los hambrientos tiburones

de los sanguinarios consumistas

aparentando ser héroes 

mientras enriquecían a la par

de burgueses

a los que deben criticar

para seguir empañándole 

la vista 

a los que nos prohíben 

manjares.

Las vacas son nuestras hermanas

corren por la sabana 

temblando de miedo

con las mismas mariposas nuestras

acuchilladas 

en estómagos anémicos.

Resignarnos.

Pudrirnos en espera

a sabiendas 

que no superaremos 

el pánico:

¡Queremos costillas!

¡Queremos comernos unos a los otros!


Manuel Adrián López. Poeta y narrador. Su obra ha sido publicada en varias revistas literarias y antologías de España, Estados Unidos, México y Latinoamérica. Tiene publicado los libros: Yo, el arquero aquel (Editorial Velámenes, 2011), Room at the Top (Eriginal Books, 2013), Los poetas nunca pecan demasiado (Editorial Betania, 2013. Medalla de Oro en los Florida Book Awards 2013), El barro se subleva (Ediciones Baquiana, 2014), Temporada para suicidios (Eriginal Books, 2015), Muestrario de un vidente (Proyecto Editorial La Chifurnia, 2016), Fragmentos de un deceso/El revés en el espejo, libro en conjunto con el poeta ecuatoriano DavidSánchez Santillán para la colección Dos Alas (El Ángel Editor, 2017), El arte de perder/The Art of Losing (Eriginal Books, 2017), El hombre incompleto (Dos Orillas, 2017) y Los días de Ellwood (Nueva York Poetry Press, 2018). Escribe una columna mensual para la revista ViceVersa y es parte del consejo editorial de Nueva York Poetry Review. 

Editorial

2 comentarios sobre “Tres poemas

Deja un comentario