Epílogo

La tarde por fin se había terminado. Lorenzo acabó de llenar la maleta, encendió la lámpara del estudio y empezó a ordenar los papeles del escritorio, apenas tocándolos para no hacer ruido.  —Papá, ¿no vas a escribir? —preguntó su hijo ante la puerta.  Sobresaltado, Lorenzo dejó caer las hojas y volteó a verlo. El niño vestía […]

Leer más

Cuatro poemas

Nostalgia diminuta Esta tarde perdí un arete mientras recorría a paso ligero el barrio donde vivíamos. Ahora, una de mis orejas  va desnuda. ¿Tendré que recluir la joya solitaria  al olvido del cajón? El arete impar resplandece por sí mismo. Su compañero, perdido tesoro  como tú, ignora el dolor del acontecimiento. Mi alma  Es hermana […]

Leer más

ELLOS ME ENSEÑARON QUE EL PECADO ES CASTIGADO,

Que la pureza y castidad se preservan  ¿A qué se refieren?  Nunca lo he sabido con certeza; Más que si las pierdo, El cielo tiembla.  Mi cuerpo no era mío, era de ellos, El día en que decidí cortar los lazos. En quererme descubrir: piel y huesos, Me encontré perdida en la cicatriz viva de […]

Leer más

Dos poemas

Hambre  Luces de una ciudad sin movimiento, Un movimiento sin matices. Estamos aquí, tenemos hambre. Tenemos frío y nadie responde. Hambre acumulada, fatigada como mano de muerto. Hambre y sudor,  Transpiramos la falta de saciedad cada día, nadie conoce el destino de los desdichados. La falta de aire si es preciso, la migaja, la olla […]

Leer más

Composición mustélida

Para Otilia y Dorotea Ahí están esfinges, en fluidez inmuta.Los huesos de sandía, los botones de granada,encajan su paciencia en mi mirada.Nada se mueve más que los pechos. Cuerpos líquidos.Las leyes físicas les permiten acomodarsesegún el recipiente que las contenga:            son una mano, una caja o un regazo. Ahora reinan una Giza plástica,            pequeño laberinto desierto            tras las […]

Leer más