El ajedrez es un juego tan siniestro y personal – Hugo Roca Joglar

$ 60.00$ 260.00

Sobre ajedrez suele hablarse de coeficiente intelectual, mayor número de partidas ganadas o computadoras a las que los humanos dejaron de enfrentarse porque se volvieron imbatibles. Este libro nos presenta la otra cara del ajedrez, una que la inteligencia artificial aún no logra calcular y predecir con total exactitud: su humanidad.
A lo largo de sus crónicas, Hugo Roca Joglar rompe con nuestras defensas mediante la ternura que evocan sus recuerdos infantiles y nos propone una partida que, al igual que él, solo podemos ganar aceptando nuestra derrota y levantando la mirada del tablero para vernos reflejados en los ojos de nuestro oponente. No podría ser de otra forma: desde hace décadas sobrevivimos en medio de narco-guerra y una epidemia de feminicidios. Ante tanta violencia, la única manera con la que una persona puede hacerle frente al horror es nombrándolo.
Para enfrentar “estos terribles días mexicanos”, frase omnipresente en la obra, la apertura del escritor no puede ser fría y calculadora, sino que debe enfrascarse en una misión casi kamikaze porque por tener que decirlo todo, a veces termina sin decir nada; misión que cada una de estas crónicas cumplen cabalmente por estar escritas con una honestidad que deseo algún día encontrar en los periódicos de todos los días.
El autor nos lleva al límite de la sensualidad para demostrarnos que la única escritura que puede hacerle frente al horror es la que juega con descaro y echando por delante los peones. El juego de vida que propone El ajedrez es un juego tan siniestro y personal nos demuestra que a sicarios y políticos criminales no hay que enfrentarlos con balas ni enroques, sino abriendo nuestros tableros para demostrarles que no permitiremos que el miedo entumezca nuestra ternura.

 

Ricardo Guerra de la Peña

 

Limpiar
SKU: 30001

También te recomendamos…

loslibrosdelperro